3 de enero de 2010

Dandelion

Acompáñame en este camino de éter, de sueños, de flores amarillas con pétalos al aire. Acompáñame a volar sobre estas alas de papel que me trajeron hasta aquí, en una noche de verano, de horas lentas, colibríes y nubes. Acompáñame en esta media noche, a nadar en olas frescas mientras de mis brazos te alejas.
Pequeño diente de león, deja que tu corazón lleve el ritmo. Ahora que las nubes se han ido, todas tus mañanas brillan.

Naciste en una noche inquieta, de una luna como perla, jugando dentro de tu suave y tibio mundo. Naciste escuchando mi voz, se que podías hacerlo porque eres el fuego en mis ojos, como el sol a un hombre. Naciste cuando las estaciones iban y volvían, y no pretendo saber qué viene detrás.
Viajare a tu lado, a donde sea que vallas. No, no me ocultare, no huiré. No dejare que tu corazón deje de llevar el ritmo, pequeño diente de león.
Ahora que las nubes se han ido, todas tus mañanas finalmente brillan.

Basado en una canción de Audioslave, Dandelion.

2 comentarios:

Dulce Daniela dijo...

Que lindo! Me matò la etiqueta "Neurosis Varias" jaja .Saludos

Luis dijo...

Gustó!

letradedoctor.blogspot.com

Orgullo

Orgullo
(sin prejuicio)