28 de marzo de 2011

Usted se preguntará ¿por qué cantamos?







Si cada hora vino con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no eran Buenos Aires
la vida nada mas que un blanco móvil
Usted preguntará porque cantamos?
Si los nuestros quedaron sin abrazos
la patria casi muerta de tristeza
y el corazón del hombre se hizo añicos
antes de que explotara la vergüenza.
Usted preguntará porque cantamos.
Cantamos porque el río esta sonando
y cuando suena el río suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino
Cantamos porque el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos.
Si fuimos lejos como un horizonte
si aquí quedaron árboles y cielo
si cada noche siempre era una ausencia
y cada despertar un desencuentro
Usted preguntará porque cantamos.
Cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no queremos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza
Cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota.
Cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta.

La plaza se vistio de fiesta y de luto. Fiesta porque, carajo, estamos en DEMOCRACIA, tenemos razones suficientes para festejar; y a la vez de luto, porque todavía quedan muchos nietos que recuperar, muchos genocidas que apresar, y mucha conciencia social por hacer. NUNCA MÁS, y ahora NUNCA MENOS tampoco.

Hasta la victoria, siempre.

4 comentarios:

eliú dijo...

las muchas veces que me fui para Argentina, siempre me quedó gratamente sorprendido del respeto, compromiso y pie de lucha que tienen sobre el tema de la dictadura. Digo que me sorprende pues mi pais vivió una muy jodida por 15 años, hubo de todo. estudiantes muertos, personas desaparecidas y todo lo demás. Hoy ya parece que nadie recuerda eso. es una lástima. un pueblo que no recuerda su pasado está condenado a repetirlo. Y sí.

Recuerdo una vez en Buenos Aires que coincidí con estas fechas, conmemorando a las madres de Plaza Mayo. Una movida increible. Y en la UBA, los carteles haciendo aún homenaje a sus estudiantes que nunca regresaron. No es mi pais, pero lloré por inercia de emoción de estar rodeado de gente que tiene huevos y ovarios para gritar el dolor y la alegría contrastada.


un abrazo desde un poco más lejos.

Sole dijo...

¿Te dije alguna vez lo orgullosa que estoy de ser tu mejor amiga/esposa? Bueno, es hora que lo sepas.

Te amo.

Carla dijo...

Muchas gracias por tan sentido comentario. No podria imaginar una Argentina sin memoria, aunque muchos quieran vapulearla y mirar para otro lado. Afortunadamente cada año somos mas en esta marcha, cada año hay mas conciencia. Abrazo.

Juano Beni dijo...

hasta las lagrimas...

Orgullo

Orgullo
(sin prejuicio)